El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

DOCE CONCEPTOS PARA EL SERVICIO MUNDIAL
INTRODUCCIÓN

Los "Doce Conceptos Para El Servicio Mundial" que van a ser descritos en este manual son una interpretación de la estructura de servicio mundial de A.A. Ellos revelan la evolución con la cual han llegado a su forma actual y detallan la experiencia y el razonamiento en que se apoya nuestro funcionamiento hoy día. Estos Conceptos, por consiguiente, se diri- gen a recopilar el "por qué" de nuestra estructura de servicio, de manera que la experien- cia invaluable del pasado y las lecciones que hemos sacado de esa experiencia no se pue- dan perder ni olvidar nunca. Con razón, cada nueva generación de servidores dentro del mundo de A.A. estarán ansiosos de hacer mejoras o reformas operacionales. Fallas imprevistas en la estructura actual aparecerán, sin duda, más tarde. Surgirán necesidades nuevas de servicio y problemas que pueden hacer necesarios los cambios estructurales. Tales alteraciones deben ciertamente ser efectuadas y estas contingencias enfrentadas firmemente. Sin embargo, debemos tener siempre presente que el cambio no necesariamente signi- fica progreso. Estamos seguros de que cada grupo nuevo de trabajadores en el servicio mun- dial estará tentado a ensayar toda clase de innovaciones, que pueden, con frecuencia, pro- ducir nada más que una dolorosa repetición de equivocaciones anteriores. Por lo tanto, será un objetivo importante de estos Conceptos, prevenir tales repeticiones, poniendo las expe- riencias del pasado claramente ante nosotros. Y si se toman caminos equivocados, sin embargo, estos Conceptos pueden entonces proporcionar medios expeditos para una resti- tución segura de un equilibrio operacional, que de otra manera puede llevar años de difi- cultosos tumbos para descubrir. Se verán también en estos Conceptos, una serie de principios que han llegado a ser ya tradicionales en nuestros servicios, pero que nunca habían sido claramente articulados y puestos por escrito. Por ejemplo: el "Derecho de Decisión" le da a nuestros directores de ser- vicio una apropiada discreción y libertad; el "Derecho de Participación" le da a cada servi- dor en el mundo, una posibilidad de votar, en la medida de su responsabilidad y "La Participación" garantiza aún más que cada junta de servicio o comité siempre cuente con los varios elementos, talentos y capacidad que aseguren su funcionamiento efectivo. El "Derecho de Apelación" protege y anima la opinión de la minoría; y el "Derecho de Petición" da la seguridad de que las injusticias sean oídas y solucionadas apropiadamente. Estos principios generales pueden ser, por supuesto, usados con buenos resultados por toda nuestra estructura. En otras secciones, los Conceptos cuidadosamente describen esas importantes tradi- ciones, las costumbres, las conexiones y los arreglos legales que unen la Junta de Servicios GeneraIes dentro de una armonía dinámica con sus comités básicos y con las entidades cor- porativas del servicio activo — "A.A. World Services, Inc." y "The Grapevine, Inc.". Esta es la naturaleza del marco estructural que gobierna la situación interna de trabajo en la sede principal de A.A. en el mundo. A través de este manual lo que se conoce hoy como A.A. General Service Office —OSG— se denomina o conoce con nombres que se usaban antes como: Sede principal mundial, cuartel general, Oficina de Servicio Mundial, Oficina mun- dial y Sede principal de servicios. Se ha expresado la preocupación de que el retrato detallado de nuestra estructura inter-na pueda llegar a convertirse en un evangelio o una tradición tan rígida que sea imposi- ble realizar los cambios necesarios. Nada puede desviarse más allá del sentido de estos Conceptos. Los futuros defensores de cambios estructurales, únicamente necesitan expo- ner con fortaleza sus recomendaciones, ofrecer una exposición contundente a los custo- dios y a la Conferencia. Esto no va más allá de lo que se necesita para la transacción y aprobación de cualquier otro asunto importante en los quehaceres de A.A. Salvo una o dos excepciones, es de notar que la Carta Consitutiva de la Conferencia puede ser fácil- mente enmendada.  

na pueda llegar a convertirse en un evangelio o una tradición tan rígida que sea imposi- ble realizar los cambios necesarios. Nada puede desviarse más allá del sentido de estos Conceptos. Los futuros defensores de cambios estructurales, únicamente necesitan expo- ner con fortaleza sus recomendaciones, ofrecer una exposición contundente a los custo- dios y a la Conferencia. Esto no va más allá de lo que se necesita para la transacción y aprobación de cualquier otro asunto importante en los quehaceres de A.A. Salvo una o dos excepciones, es de notar que la Carta Consitutiva de la Conferencia puede ser fácil- mente enmendada. Quizás se deba tener en cuenta otra precaución adicional, cuando el cambio estructu- ral propuesto va a ser de especial importancia. En tal caso, el cambio, por un período pru- dente de tiempo, debe considerarse "experimental". Al ser aprobado en definitiva, un cam- bio de esta naturaleza debe ser inscrito en una sección especial de este manual que se titulará "ENMIENDAS". Así quedarán íntegros los Doce Conceptos en su forma original, como constancia de nuestra experiencia. De esta manera, nuestros futuros trabajadores de servicio podrán siempre ver con claridad, exactamente lo que sucedió y por qué. En otros capítulos se hace mucho énfasis en la necesidad de un alto grado de dirección personal, en la conveniencia de cuidadosos métodos de inducción para todo el personal que llega, y en la necesidad de las mejores relaciones posibles entre aquellos que trabajan en nues- tros servicios. Los Conceptos tratan de diseñar una estructura en la cual todos puedan tra- bajar con buena efectividad y con un mínimo de fricción o roces. Esto se logra relacionan- do nuestros servidores con su trabajo y entre ellos mismos, de manera que las probabilidades de conflictos personales se minimicen. En los servicios de A.A., nosotros hemos tenido que escoger siempre entre la estructu- ra autoritaria donde un grupo o una persona se coloca con una autoridad desmedida sobre otros, y el concepto democrático que se basa en controlar y equilibrar, y así previene que la autoridad se desborde. El primer enfoque es del tipo autoritario o "institucionalizado". El segundo es el método "constitucional" de gobiernos y de muchas grandes empresas de nego- cios en sus niveles más altos. Conociendo muy bien nuestra propensión a imponernos por la fuerza, es natural e imperativo que nuestros conceptos de servicios sean basados en el sistema de "controlar y equilibrar". Nosotros hemos tenido que afrontar el hecho de que con frecuencia trata- mos de agrandar nuestra propia autoridad y prestigio cuando llevamos las riendas. Pero cuando son otros los que llevan las riendas, tenazmente resistimos cualquier administra- ción de mano dura. Yo estoy completamente seguro de esto, porque tengo esas mismas inclinaciones.

Por consiguiente, ideas como las siguientes saturan los Conceptos: "No se debe colocar ningún grupo o individuo en condiciones de autoridad sin control sobre otros". "Operaciones diversas, grandes y activas deben ser agrupadas y administradas separadamen- te, cada una con su propio personal, equipo y capital de trabajo". "Debemos evitar excesiva concentración de dinero o de influencia personal en cualquier grupo o entidad de servicio". "En cada nivel de servicio la autoridad debe ser igual a la responsabilidad". "La dirección ejecutiva de dos cabezas debe ser evitada". Estas y otras estipulaciones similares definen las relaciones de trabajo y pueden ser amistosas pero además eficientes. Ellas nos refrenarán, muy especialmente en nuestra tendencia a concentrar dinero y poderío, puesto que esto es casi siempre (aunque no siempre conscientemente) el motivo básico de nuestra pasión periódica por la "consolidación" de las entidades de servicio mundial. Debido a la gran cantidad de temas que tuvieron que ser incluidos, estos Conceptos han sido muy difíciles de organizar y escribir. Ya que cada Concepto es en realidad "un juego de principios relacionados", no ha sido posible utilizar enunciados abreviados como se usan en los Doce Pasos y en las Doce Tradiciones. Sin embargo estos Conceptos defini- tivamente representan la mejor recopilación que yo podría hacer después de veinte años de experiencia en la operación de nuestra estructura de servicio y en la dirección de los asun- tos mundiales de A.A. Como el libro Doce Pasos y Doce Tradiciones y la Carta Constitutiva de la Conferencia, estos principios de servicio son también el resultado de lar- gas reflexiones y extensas consultas. Es de esperar que estos Doce Conceptos se conviertan en un bienvenido suplemento a nuestro "Manual de Servicio de A.A." y que resulten ser una guía funcional confiable para trabajar en los años que están por venir.

REPRODUCTOR - AUDIO

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Audio incorporado del Capitulo seleccionado.

Contenido del Libro
Envianos un mensaje

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player